Sabias que….

 El vínculo entre un perro y su dueño es similar al de una madre con su hijo. Así lo determinó un equipo de científicos del departamento de Ciencia Animal y Biotecnología de la Universidad Azabu (Japón). El estudio, publicado en la revista Science, demostró que la hormona del amor (oxitocina) es la que ha creado una conexión tan fuerte, entre el humano y el perro, como la que se crea a nivel biológico entre padres e hijos.

Un estudio de la Universidad de Lincoln (Reino Unido) y de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) demostró que los perros son capaces de interpretar nuestros estados de ánimo. Ésta es una habilidad del propio animal, probablemente motivada por la larga relación con los seres humanos desde hace siglos. Los canes han acompañado al ser humano desde hace al menos 15.000 años y, según una investigación de la Universidad de Linköping (Suecia) el origen de esta amistad con las habilidades sociales que conlleva, tienen una base genética.

Los perros y los lobos son parte de una gran familia taxonómica llamada Canidae, que también incluye a los coyotes, zorros y chacales, de acuerdo con el Sistema Integrado de Información Taxonómica. Los miembros de esta familia se llaman cánidos. Los perros domésticos son una subespecie llamada Canis lupus familiaris.